¿Te consideras una persona feliz? ¿Puedes alardear de vivir las cosas así? ¿Sabes qué te hace sentir feliz? ¿Y quién?. Si es así, seguro que buscas rodearte de personas felices, pero felices de actitud no de palabra. Si nada de lo que he dicho tiene que ver contigo sigue leyendo, puede que llegues a conclusiones que mejoren tu vida.

378126_577968432237639_461948506_n

 

¿Reconoces aquello que te priva de ser feliz? Se justifica, muy a menudo, la falta de felicidad por todo aquello que no tenemos, por lo que podemos haber perdido con los años o no hemos conseguido. Y no me refiero únicamente a aspectos materiales. Perder a un familiar, amigo, romper una relación puede sumirnos en un estado de tristeza. Pero no confundamos, no de infelicidad.  He vivido ambas situaciones (seguro que como muchos de vosotros) y puedo corroborar lo escrito. Perder a alguien cercano es doloroso y necesitamos pasar por ese duelo para, al salir de él, estemos con más fuerzas para continuar. Dejar una relación en la que has puesto mucha ilusión, en la que has empezado a compartir tu vida, tus secretos y durante la que construyes junto a otra persona, tampoco es fácil. ¡Claro que no es fácil! Y nadie dijo que lo fuera, ¿verdad? Pero no es impedimento para dejar de creerse merecedor de vivir y sentirse feliz. Como dijo un profesor que tuve ‘Somos adictos a las emociones’. ¡Cuánta razón!

La felicidad no es un próposito final de vida  sino la esencia de la persona.

Se es porqué se vive. Y se vive si uno mismo quiere. No hay más secreto que quererlo. Y una persona feliz así lo hace. En el momento que decides cambiar el chip y empezar a merecerte la felicidad cada día, lo serás. Y podrás decirlo y gritarlo…..¡SOY FELIZ!

Y si no recordad algún momento de felicidad y preguntaros ¿qué fue lo que os hizo sentir felices? Dicen que hace 50 años teníamos tres veces menos cosas que hoy en día pero que éramos igual de felices. A veces menos es más.

He encontrado un video de Graham Hill, un hombre que tiene una manera sencilla de ver la felicidad y me ha gustado. Os recomiendo que echéis un vistazo a su proyecto al que llama life edited en www.lifeedited.com

6 comentarios
  1. ia
    ia Dice:

    Como siempre, me gustan tus post porque de ellos puedo extraer, cómo mínimo, una reflexión de peso.
    En este post tan cargado de significado, os recuerdo:
    «Dicen que hace 50 años teníamos tres veces menos cosas que hoy en día pero que éramos igual de felices.»
    Algo estamos haciendo mal hoy en día…

    Responder
  2. María
    María Dice:

    Hola María, ¡enhorabuena por tu blog!.

    Leyendo tu último post «reflexiones sobre la felicidad», me han entrado una serie de dudas que me gustaría compartir contigo.

    Nos recuerdas que hace 50 años teníamos menos y éramos igual de felices. Totalmente cierto, prueba actual de ello es la gente pobre pero muy feliz de países del tercer mundo.

    Nos enseñas que muchos confundimos dolor, tristeza o sufrimiento con infelicidad. Y acabas con esto: se es porqué se vive. Y se vive si uno mismo quiere. No hay más secreto que quererlo. Y una persona feliz así lo hace. En el momento que decides cambiar el chip y empezar a merecerte la felicidad cada día, lo serás. Y podrás decirlo y gritarlo…..¡SOY FELIZ!

    1. ¿La felicidad es una actitud?
    2. ¿Cómo te la mereces?
    3. ¿Existe la Felicidad sin Dios?

    Creo que sin plantearnos la tercera pregunta hablamos de una felicidad, a corto o largo plazo, muy pasajera, incluso, corremos el riego de volver a confundirla,

    Responder
    • mariaalegret
      mariaalegret Dice:

      Hola María,
      a mi parecer la felicidad es una actitud, ¡no sabes lo poderosa que puede llegar a ser nuestra mente! Hay que estar predispuesto a…., es necesario buscar esa felicidad en las cosas cotidianas y en las cosas pequeñas. Es contagioso y va afectando al resto de ámbitos de tu vida. Y eso implica creerse merecedor de ella. Disfrutar de ella.
      Me preguntas si puede existir la felicidad sin Dios. A mi parecer tener fe y ser creyente te da una riqueza personal indiscutible. Sin embargo creo que no es un factor imprescindible para ser feliz. Me reitero en lo dicho, es una actitud ante todas las cosas.
      ¡¡Gracias por tu feedback y por formar parte de este blog!!
      Maria.

      Responder
  3. Esther
    Esther Dice:

    Una buena reflexión, creo que si te lo propones, es posible ser feliz todos los días de tu vida. La felicidad la entiendo como un estilo de vida, aunque no siempre lo tengamos presente!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *