¿Cómo se hace para mantener el nivel tantos años después? Le preguntaron a Rafa Nadal en una entrevista. Manteniendo la pasión y la ilusión por lo que uno hace. (…) La naturaleza me ha dado ese don para poder hacer lo que hago. Luego ya es el trabajo que le dediques lo que te hará mantenerte ahí arriba explicaba.

¿Habéis visto el anuncio de un padre que al ver a su hija tocar la tecla de un piano le dice: ¡No lo toques, se puede romper! ? a lo que la pequeña responde: ¿Que no lo toque? ¿Te imaginas que a Mozart le hubieran dicho: ‘Amadeus, no lo toques que se va a romper’?

¿Habéis oido la frase que dijo Pablo Picasso La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando?

O lo que dijo sobre el secreto de su éxito Joan Roca, cocinero galardonado con varias Estrellas Michellín junto a sus dos hermanos por las maravillas culinarias con las que nos deleitan: Aprender es el oficio más bonito del mundo. Pero hay que dedicar tiempo al aprendizaje.

El éxito está sobrevalorado. Cuando pensamos en éxito, pensamos en lo que ganas cuando tienes éxito: medallas, dinero, aplausos. Cuando pensamos en éxito visualizamos a personas famosas. No ponemos el foco en el camino recorrido para llegar al éxito. Por eso, en muchos casos no lo vemos alcanzable para nosotros. Sin embargo es falso. Tu tienes éxitos acumulados. Aquellos que no todo el mundo conoce, pero son aquellos que te han hecho sentir orgulloso de tu trabajo, de tu implicación y esmero. La mayoría de las veces son éxitos familiares, éxitos en el trabajo o en logros personales. Y eso me resulta increíblemente interesante y los minimizamos sin miramientos, no les damos la importancia que merecen.

¿Recuerdas la fórmula que usaste para conseguir lo que te propusiste?. Seguramente llegaste a conseguirlo gracias a tres cosas, y no necesariamente con la misma intensidad

  1. Perseverancia.
  2. Talento.
  3. Placer.

La perseverancia necesita de trabajo, de implicación constante. Además lleva intrínseca la creencia de que sirves para lo que haces, que solo es cuestión de tiempo que estés en el sitio perfecto en el momento adecuado. Esa será tu gasolina para no dejar de rodar. Para seguir trabajando, con sus días de más y sus días de menos. Lo importante es no dejar de trabajar.

El talento es aquello que te facilita el camino, pues te resulta más sencillo ponerlo en práctica a ti que a los demás. Aquello que haces se te da bien. Puedes tener talento en el dibujo, sin embrago sin trabajo, sin práctica, sin aprendizaje, no mejora.

Y el placer. ¡Qué bueno es pasártelo bien mientras haces lo que se te da bien! Sin olvidar el compromiso que tienes con el proyecto que llevas a cabo, con la seriedad que merece. La dimensión de las alegrías y logros serán mayores.

Puede que no nos enseñen a enfocar nuestras vidas hacia esta ventana. Puede que nos expliquen que ganar dinero es lo más importante. ¡Por supuesto, es necesario! Puede que nos animen a seguir el legado de la profesión de nuestros padres. Puede que pienses que hay profesiones de primera y de segunda y que eso determine tu elección. O puede que crean que pasarlo bien en el trabajo es un mito.

Sea como fuere, mi personal visión sobre el éxito de las personas reside en estos tres ingredientes, que el uno sin el otro hace que se vuelva más vulgares nuestras hazañas y que porqué no pasarlo bien, ganando dinero y aprendiendo cada día de nuestro talento. Porqué no olvides que todos valemos para algo, que todos somos buenos en algo. Si tienes la suerte de saber en qué eres bueno, ya tienes un gran paso hecho.

¿Te atreves a descubrir tu talento?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *