Mindfulness o atención plena es una práctica budista que cuenta con más de 2500 años y que se desarrolla en Oriente de forma habitual, integrada en su normalidad. En occidente nos ha llegado hará unos treinta años, a causa de enfermedades o dolencias tan propias de nuestro continente como son la ansiedad y el estrés.

Estamos tan convencidos de que nuestro cerebro es capaz de llevar diferentes tareas a la vez, que no prestamos atención de calidad a ninguna de las cosas que hacemos. Y esa forma de hacer la transmitimos a los niños. Les acabamos diagnosticando déficits inciertos a un problema que nace de los adultos.

IMG_1172

Dicen que somos capaces de mantener solamente once minutos la atención en una tarea.  Siempre algún factor externo a nosotros nos despista, nos hace poner la atención en una segunda y tercera cosa,obligando a la mente a practicar la ‘multitasking’, que significa llevar muchas cosas a la vez pero no atender bien a ninguna.

Yo he sido más consciente de este hábito hace algún tiempo y reconozco que también tengo adquirido ese mal hábito. Estoy aprendiendo de ello, de ser capaz de tener mi mente más focalizada, de ser más consciente para dar calidad a mis actos, a mis relaciones y a mi misma.

Os dejo un par de artículos sobre el tema.

Atención plena

Contra el estrés, pruebe el yoga

2 comentarios
  1. Cristina
    Cristina Dice:

    Cierto, difícil tarea la de la concentración!!! Pero que gratificante es cuando pones los 5 sentidos en algo o en alguien y eres capaz de sacarle todo el provecho … a la primera!!! Es necesario crear el hábito y dejar hábitos viejos (teléfono, nuestra mente dispersa, nuestros problemas…) de lado, para «poner el foco» SOLO en lo que tenemos delante….

    Responder
  2. Nacho Porras
    Nacho Porras Dice:

    ¿sólo 11 minutos?, sorprende porque nos creemos capaces de gestionar, ordenar y realizar mil funciones en un día, pero ¿de verdad logramos acabar alguna bien? o ¿disfrutamos llevándolas a cabo?
    Muy buenos artículos, en especial el primero de ellos. Buenas recomendaciones y ejercicios.
    Gracias por compartirlos con todos y por seguir escribiendo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *