la fotoVenga, ¡a cambiar situaciones! Sólo necesitas un par de consejos, que te los regalo a continuación:

1. Decide QUÉ quieres cambiar. ¡Escríbelo!

2. Dedícale 10 minutos a ese QUÉ. Piensa posibles maneras de moverte hacia ese OBJETIVO. No descartes ninguna, ya te darás cuenta de la inviabilidad de ese camino y escogerás otro. La idea es no dejar de intentarlo. No abandonar y ser creativo a la hora de decidir CÓMO.

3. Busca en tu pasado objetivos alcanzados. Piensa en los pasos que diste que te hicieron avanzar. Cópialos en la medida de lo posible.

4. Márcate pequeñas metas que te acerquen a tu QUÉ. Eso te aportará motivación para continuar y autoestima, sintiendo que, realmente, serás capaz de conseguirlo TU!

5. Importantísimo: marcarte una fecha. El CUÁNDO. Es, a mi parecer, imprescindible!

Una vez hayas decidido estas tres cosas, empezarás a avanzar, ¡te lo aseguro!

3 comentarios
  1. Granota
    Granota Dice:

    A veces el ‘cuándo’ tiene otros condicionantes que no puedes controlar. Tu resumen es animante, pero… ¿poco realista?
    Tal vez funcione con cosas pequeñas, pero ¿para los grandes cambios de vida puede no ser suficiente?
    ¡Croac!

    Responder
  2. mariaalegret
    mariaalegret Dice:

    Tienes razón, hay factores externos que no puedes decidir. Por eso recomiendo ser muy «creativos» en el momento de pensar en la forma de avanzar, en ver con qué recursos cuentas y hasta dónde depende de ti moverte. El primer paso, en todo caso, es la intención de cambio, levantarse y empezar. Y no desistir y es eso realmente lo que deseas conseguir.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *