‘Quizá la actitud más importante para sembrar la buena suerte es tener un fuerte sentido de la perseverancia.’ Ken Robinson en El Elemento.

Gordon Parks

Gordon Parks

Es curiosa la percepción de la suerte que la gente tiene, que uno mismo tiene. En rasgos generales y de forma algo superficial parece que todo emane del caos y que en ese caos a mi me sucedan cosas sin que yo lo haya previsto ni buscado. Si son cosas para mi provechosas decimos que hemos tenido buena suerte. Si no era lo que queríamos conseguir y no tiene nada que ver con nuestros planes, afirmamos lo contrario,  que hemos tenido mala suerte, y solemos añadir otra vez será. Es decir, estamos dispuestos a volver a formar parte de ese caos que es la suerte, sin más.

Richard Wiseman llevó a cabo un estudio con cuatrocientas personas excepcionalmente ‘afortunadas’ y ‘desgraciadas’. Observó que aquellas que consideraban que tenían buena suerte eran propensas a tener actitudes y comportamientos parecidos. El grupo que se consideraba ‘desgraciado’ tendía a mostrar rasgos opuestos.

A partir de este estudio, Wiseman definió un perfil común para aquellas personas ‘afortunadas’. Estableció cuatro principios comunes:

Primero, estas personas tienden a maximizar las oportunidades cuando surgen. Crean, se fijan y actúan.

Segundo, suelen ser muy efectivas escuchando a su intuición.

Tercero, estas personas esperan ser afortunadas, previenen resultados positivos en sus trabajos u/o objetivos.

Cuarto y último, su actitud convierte la mala suerte en buena suerte. No permiten que la mala suerte mande sobre sus actos, sino que se sobreponen a ella, cogiendo las riendas y haciéndose responsable de sus actos.

Gordon Parks

Gordon Parks

Cambiando el ángulo desde el que justificas tus avances o tus no-logros, cambias tus resultados. Es una cuestión de actitud, de positivismo, de perseverancia y de responsabilidad. Y creo que es una postura que contagia a los que te rodean.

Resultado: win/win. Ganas tú y ganan los demás.

 

2 comentarios
  1. IS
    IS Dice:

    ¡Bravo Maria! Genial el post. La vida se presenta en muchas versiones, y querer leerla de forma grata y positiva o no depende, en la mayoría de los casos, en las gafas que cada uno decide ponerse para interpretarla. 🙂

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Responder a IS Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *