Entradas

Nos ha dejado un líder. Nelson Mandela o Madiba, como se le llamaba con afecto, en referencia al máximo cargo de la tribu Thembu a la que pertenecía, murió ayer después de estar hospitalizado durante 3 meses por una grave pulmonía fruto de sus años en la cárcel. Murió luchando, tal y como vivió. Dicen que África ha quedado huérfana, que no tiene espejo donde mirarse ya. Esa es la sensación que deja a aquellas personas que lo consideraban un líder, su líder.

Madiba

 

Creo que todos tenemos un líder al que admiramos y escuchamos con más devoción que a los demás. Y no me refiero a un líder público, conocido, famoso…Me refiero a una persona próxima a la que nos acercamos cada vez que necesitamos consejo, paz. Yo tengo a mi propio líder. Lo escucho más allá de lo que me dice, lo observo más allá de lo que hace. Y me gusta disfrutar de él, a la vez que me horroriza pensar que un día lo perderé como África ha perdido al suyo. Por eso intento mimar esa relación, cultivarla más si cabe, seguir aprendiendo de él cada día y dejar que la naturaleza decida.

Admiración, calma, fuerza, positivismo, fe, humildad, pasión. Mi líder me transmite, entre otras cosas, todo esto.

¿Qué te transmite el tuyo?